El Diario de “Las Vigilias” / Colonia

A modo de adelanto de lo que serán “Las Vigilias del Bicentenario”, a realizarse el próximo 22 de octubre en todas las capitales departamentales del país, les proponemos trazar un recorrido histórico por las plazas y parques donde tendrán lugar éstas fiestas. Buen viaje.

Colonia/Explanada Municipal
De las “Ferias de Sevilla” a las vigilias orientales


La Explanada del Palacio Municipal en Colonia, donde el próximo 22 de octubre se celebrará “la vigilia” correspondiente a esa ciudad, tiene en sus orígenes un pintoresco antecedente como escenario de fiestas populares. El predio que hoy ocupa la intendencia, en la intersección de las calles General Flores y Rivera, supo ser hacia 1889 una plaza de toros hecha de madera. Si bien los registros de la época dan cuenta de que existía entre los lugareños un vivo interés por la tauromaquia, el funcionamiento del recinto fue resistido por los vecinos. Según denunciaron, se abandonaba a los animales muertos cerca de sus domicilios generando posibles focos infecciosos. Al año siguiente, las autoridades suspendieron su actividad.

La idea fue retomada tiempo más tarde por el empresario Gaspar Dotres, quien en 1908 recibió la autorización correspondiente del poder ejecutivo. Esta vez, el permiso avalaba la realización de espectáculos taurinos en los que no se diera muerte al animal. Así fue que el 1º de enero de 1909 volvieron las corridas bajo el nombre de “Ferias de Sevilla”. El espacio estaba constituido por “todas las comodidades”: capacidad para más de 3000 personas – con asientos al sol y a la sombra -, dos boleterías, corrales amplios, escaleras independientes para los palcos y despacho de bebidas. De todos modos, la actividad no duró más que unos meses. En mayo, el gobierno coloniense dispuso el cierre del ruedo porque Dotres “no estaba cumpliendo con las condiciones del contrato establecido”. Los aficionados a este tipo de espectáculos, uruguayos y argentinos, tendrían que esperar hasta 1910 para que fuera inaugurada la Plaza de Toros en el Real de San Carlos.

Tras su efímera reapertura como sede de toreo, el espacio que hoy ocupa la explanada devino en una plaza de deportes hasta 1927, cuando surge la idea de construir el Palacio Municipal. La obra fue inaugurada en 1933, durante la intendencia de Amadeo Soler.

De todos modos, el sitio continuó siendo centro de reunión para las más variadas actividades. Allí se realizan movilizaciones sindicales, se celebran triunfos deportivos, se conmemoran fechas patrias o tienen lugar fiestas públicas, como la que ocupará a los colonienses la noche del 22 de octubre durante “Las Vigilias del Bicentenario”.

Leer breve entrevista con el profesor de Historia y periodista coloniense Sebastián Rivero.

Un comentario

Deja un Comentario