Desmontan escenarios del Bicentenario: A limpiar y desatornillar

Luego de la multitudinaria fiesta por el Bicentenario, Montevideo comienza a retomar su ritmo habitual. Carlos Varela, alcalde municipio B, dijo a Montevideo Portal que esperaban “un mayor deterioro de los espacios públicos”, debido a la multitud que hubo en los festejos. Destacó el plan de contingencia “funcionó como estaba previsto”.

Uruguay celebró el lunes su fiesta del Bicentenario, con una serie de espectáculos multitudinarios y la actuación de 23 artistas nacionales e internacionales.

Los escenarios se instalaron en la Plaza Cagancha, en 18 de Julio y Javier B. Amorín (frente a la Intendencia de Montevideo), en Avenida del Libertador y Paysandú, y en Plaza Independencia.

Previo al festejo, las autoridades nacionales y departamentales planificaron un operativo de contingencia para normalizar el tránsito y la limpieza de la ciudad luego de culminados los festejos.

Carlos Varela, alcalde municipio B, dijo a Montevideo Portal que “para la multitud de gente que hubo, esperábamos que hubiese más deterioro de los espacios públicos y los espacios verdes. El plan de contingencia funcionó como estaba previsto y ya se está trabajando en desmontar los escenarios y también en la limpieza de la ciudad. Obviamente que con ese mar de gente, se pueden generar algunos problemas de limpieza en 18 de Julio y su zona de influencia. Pero podemos decir que se contuvo sin problemas y la ciudad está tomando la normalidad”.

El Municipio B abarca los barrios Aguada, Centro, Ciudad Vieja, Sur, Cordón (Norte, Este y Sur), La Comercial hasta Hocquart, Palermo y Parque Rodó.

Varela reconoció que durante los días previos a los festejos de ayer, vecinos y comerciantes realizaron varias consultas y se quejaron por los problemas ocasionados por el tránsito.

“Se les mandó una carta a los edificios y comercios sabiendo que se les iba a generar perjuicios.

Pero avisando que era en el marco de una vez, festejando los 200 años. Ayer con la repercusión y la presencia de la gente, fue una fiesta que merecía Montevideo y el país. Hay que entender que no fue algo que se genere todos los días”, subrayó.

El alcalde del municipio B, explicó que en términos comerciales, “hubo quien se benefició. Porque mucha gente se largó a 18 de julio porque se podía caminar tranquilamente. Como siempre hay quien mira el medio vaso lleno y otros que miran el medio vaso vacío”.

Fuente: Montevideo.com.uy.