Discurso de Mujica por bicentenario, con la mira puesta en Caducidad

En una jornada histórica por el festejo del bicentenario de la Batalla de las Piedras, y a apenas 24 horas de otra jornada clave por la votación para la anulación de la Ley de Caducidad, el presidente de la república José Mujica ofreció en Las Piedras un discurso protocolar plagado de referencias a la historia reciente, a las que enlazó con el legado histórico de los hechos de 1911.

En esta oportunidad el primer mandatario dedicó su discurso a las Fuerzas Armadas y pidió “cada cual cargue con su mochila”.

“No hay que trasladarle a las generaciones que vienen las frustraciones de la nuestra y lo digo como un viejo que se puso un arma al cinto. Sabemos que hay dolores ocultos. Sabemos que hay viejas que lloran por los huesos de sus hijos, que hay mucho dolor y mucha injusticia pero no podemos trasladarle a las nuevas generaciones de militares las frustraciones de la nuestra”, indicó el mandatario.

En plena discusión por la ley de Caducidad, el mandatario habló sobre el rol de las Fuerzas Armadas en el futuro y su relación con la ciudadanía. “Necesitamos un país que por encima de sus diferencias tenga el coraje de poner por adelante el nosotros”, dijo.

A un día de la votación en la Cámara Diputados del proyecto interpretativo de la ley de Caducidad que generó importantes divisiones en la interna del Frente Amplio, Mujica dijo que “no hay superación con odio, la única superación posible es siendo mejores jueces con nosotros mismos y un poco más indulgentes con los demás”.

El mandatario destacó la figura de Artigas e indicó que “el artiguismo es una filosofía de vida, una manera de pararse ante la vida”.

Quien también habló en el acto central fue el comandante en jefe del Ejército, Jorge Rosales, quien se refirió al futuro de las Fuerzas Armadas: “Nuestra visión es ser una fuerza operativa sustenable y eficiente, que esté instruída, entrenada, educada y motivada profesionalmente de acuerdo a las posibildiades del país”.

Rosales dijo además que este proceso debe encararse “con optimismo y esperanza en que el camino al futuro debe alentar a mejorar día a día”.

El militar destacó las misiones de paz realizadas por más de 35.000 efectivos militares que le dieron a Uruguay “un sitial de privilegio por su aporte a la paz en el mundo”.

Fuente: observa.com.uy