Doscientos años después la singular figura de Artigas continúa vigente y nos convoca

El ministro de Educación y Cultura, Ricardo Ehrlich, el intendente de Canelones, Marcos Carámbula y el comandante en Jefe del Ejército, Jorge Rosales, coincidieron en destacar, en Artigas, las virtudes de jefe militar, estratega, conductor, estadista, humanista e impulsor del proyecto federal. La significación de la Batalla de Las Piedras en el proceso emancipador excedió los confines del Río de la Plata.

En el marco de los festejos que se desarrollaron desde tempranas horas de la mañana en la ciudad con motivo de la conmemoración de los 200 años de la Batalla de las Piedras, el ministro de Educación y Cultura, Ricardo Ehrlich, identificó ese enfrentamiento bélico como uno de los momentos centrales de la celebración del Bicentenario. Como el inicio de nuestro proceso de emancipación e instancia que adquiere particular relevancia en el Río de la Plata y en América.

El jerarca, junto a una numerosa comitiva de autoridades nacionales y cuerpo diplomático, llegaron al mediodía a la estación ferroviaria de Las Piedras, procedentes de Montevideo. Allí, fueron recibidos calurosamente por el intendente canario, Marcos Carámbula y el secretario general Yamandú Orsi, junto a un importante número de pobladores locales.

En el centro de Las Piedras, el ministro Ehrlich manifestó que conmemoramos un hecho de armas. No obstante, Artigas le ha escapado al bronce, y hoy, con emoción, seguimos refiriéndonos al Jefe de los Orientales, a nuestro General, a Don José, al Padre Artigas.

La figura de Artigas nos viene acompañando desde del año 1811, cuando surge como figura singular del continente. Jefe militar y estratega en Las Piedras, conductor de hombres e impulsor del proyecto federal, será un conductor de pueblos. Dos siglos después la vigencia del Artiguismo nos sigue interrogando, indicó.

Ley Marco de Defensa Nacional

Por su parte, el intendente de Canelones, Marcos Carámbula, afirmó que “hoy recogemos desde nuestro patrimonio histórico, nuestra identidad. Nos comprometemos con humildad -agregó-, pero con los mismos sueños e ideas, a seguir construyendo desde las provincias, desde los departamentos, con nuestros pueblos y gobiernos la Liga Federal, la Patria Grande, la unión de los americanos del sur”.

El jefe comunal sostuvo que hoy todos nosotros tenemos el derecho a seguir imaginándonos el país. Las naciones nunca son un proyecto terminado, son al mismo tiempo, imaginación, creación, construcción permanente. Y reconociéndonos como aquél ejército de Artigas, en la diversidad, pluralismo, tolerancia, respeto y diálogo entre todos los orientales, Artigas nos vuelve a convocar a seguir soñando una Patria como la que él quería.

A su tiempo, el comandante en Jefe del Ejército, Jorge Rosales, destacó la figura del entonces teniente coronel José Gervasio Artigas, quien supo proyectar sus innegables condiciones de líder militar y humanista. Éstas, sumadas con posterioridad a sus condiciones de estadista lo constituirían en el Padre de la Patria y forjador de nuestra nacionalidad.

En otro pasaje de su discurso el jerarca militar se refirió a la Ley Marco de Defensa Nacional. “Determina un nuevo y moderno concepto de la Defensa Nacional y constituye un derecho y un deber de toda la ciudadanía. En su instrumentación confluyen coordinadamente todas las energías y recursos del conjunto de la sociedad”, agregó. En ese marco normativo, le compete al Ejército Nacional ejecutar las actividades militares de la Defensa Nacional que le permitan cumplir con la misión fundamental asignada”, apuntó.

De cara al futuro, el comandante Rosales adelantó que se procura constituir una fuerza operativa, sustentable y eficiente, permanentemente organizada, equipada, instruida, entrenada, educada y motivada profesionalmente, acorde a las necesidades y posibilidades del país. Por eso -precisó-, se continúa trabajando en el proceso de actualización de la fuerza, con el objetivo de mejorar su operatividad en diversas áreas, sin desconocer las restricciones presupuestales y de captación de personal.

Luego de las intervenciones oratorias del intendente Carámbula, del ministro Ehrlich; del comandante Rosales y del presidente Mujica, en ese orden, se procedió a la colocación de ofrendas florales al pie del monumento a José Artigas.

La jornada, continuó con un desfile militar y de sociedades nativistas desde el centro hasta el Obelisco y la posterior recreación teatral del cuadro “La Batalla de Las Piedras” de Juan Luis y Juan Manuel Blanes.

Fuente: Presidencia de la República