Homenaje a anónimos que dieron su vida

El presidente de la República, en el marco de la celebración por los 200 años de la Batalla de Las Piedras, se dirigió al pueblo uruguayo para invitarlo a mirar al pasado, rendir homenaje a quienes forjaron nuestra historia y encontrar allí “la mirada del compromiso con el porvenir”.

En la ciudad de Las Piedras y frente al monumento que reconoce el hito histórico ocurrido hace dos siglos y donde negros, sambos, gauchos y mulatos lucharon contra el ejército español para forjar por la patria, autoridades nacionales, departamentales e invitados extranjeros reconocieron la entrega de quienes hicieron a nuestra historia, nuestro presente y construyeron un “nosotros”.

Hoy, “ese nosotros tiene raíces”, dijo el presidente José Mujica al tiempo que recordó que “somos la fragua madurada en mil y un sacrificios anónimos”. Por esto, es una fecha para rendir homenaje a quienes, con sacrificio y sueños, hicieron a nuestra historia y se fueron como personas anónimas, explicó.

Al mismo tiempo, el primer mandatario convocó a los presentes a poner ante todo “el nosotros” y “no trasladarle a las generaciones que vienen las frustraciones de las nuestras”, dijo. “Los griegos pintaban que el amor era ciego, no solo el amor es ciego, el odio también es ciego. Y el odio hay que sujetarlo adentro de nuestras achuras porque el odio apenas sirve para la barbarie”, señaló.

Previo al discurso de Mujica, el intendente de Canelones, Marcos Carámbula, le dio la bienvenida a los presentes y recordó que la batalla librada el 18 de mayo de 1811, fue la primera gran victoria del pueblo oriental que significó “la impronta de nuestra huella profunda artiguista, oriental y americana”.

Los festejos que convocaron un amplio marco de público, son “una invitación a una lectura de la historia desde el mundo de hoy, que mira al futuro desde un contexto de cambios civilizatorios y busca claves y referentes en sus raíces. Pero también es una invitación a recorrer el largo camino de hombres, mujeres y comunidades a lo largo de estos 200 años que fueron creando nuestra nación”, agregó el ministro de Educación y Cultura y presidente de la Comisión del Bicentenario, Ricardo Ehrlich.

El comandante en jefe del Ejército, Jorge Rosales, aprovechó la ocasión para rendir homenaje a su institución por sus dos siglos de vida y reconoció los dotes estadistas del primer Comandante en Jefe, Don José Gervasio Artigas.

Donde se levantó el sol de mayo, las autoridades reverenciaron de esta forma a quienes hicieron a la historia de la patria y redoblaron compromisos, junto al pueblo, por los años que vienen.

Fuente: Neturuguay.com