San José: La Redota partió rumbo a Salto

La caravana de más de 350 jinetes de todo el país —y de varias personas a pie— que recreará el Éxodo oriental, partió este mediodía del departamento de San José rumbo a Salto.

En estos 13 días, recorrerán 536 kilómetros siguiendo los pasos de la “redota” artiguista de hace 200 años. En Soriano, varios mojones marcarán el camino a los marchantes.

Ya fueron colocados los mojones que señalan el histórico derrotero del Éxodo del Pueblo Oriental en su paso por el actual departamento de Soriano en el año 1811.

Para instalar las señales se buscaron los puntos geográficos que coinciden con actuales caminos rurales en todo el departamento, desde el límite con Colonia hasta las cercanías del río Negro, en las proximidades del paso Yapeyú.

Cada mojón lleva adosada una placa en acero inoxidable con una inscripción informativa que aludirá al paso del Éxodo por dichos lugares.

DESILUSIÓN. La fiesta para los maragatos, si bien fue brillante y con esmerada organización, terminó en desazón para los miles de asistentes que esperaban escuchar, como estaba anunciado al cierre de los discursos, la palabra del presidente José Mujica.

El primer mandatario llegó poco después de la hora 10.30 y se sentó en medio del palco de autoridades junto a su esposa, la senadora Lucía Topolansky, el vicepresidente Danilo Astori, el intendente de San José, José Luis Falero y el ministro de Cultura, Ricardo Ehrlich.

Fue en ese momento que Mujica anunció a los organizadores que no habría uso de la palabra y que la oratoria estaría a cargo de Ehrlich, en su calidad de presidente de la Comisión Nacional del Bicentenario.

El otro encargado de hablar fue el intendente maragato. Falero dijo que así como hace dos siglos hubo un sentimiento que unió a los orientales, en el presente la búsqueda de soluciones a los problemas en educación y seguridad —entre otros temas— sirvan “para unir a los orientales, por encima de ideologías políticas, transformándose en políticas de Estado”.

Fuente: Elpais.com.uy.