Plaza Artigas / Rivera

Rivera/Plaza Artigas
Paseo por un rincón de la Patria

Al igual que ocurrió en la mayoría de las ciudades del país, la plaza central de Rivera apareció cuando se trazó el primer amanzanamiento de la localidad. Era 1867 y ya hacía 5 años que el presidente Bernardo Berro había firmado el decreto fundacional de la que hasta ese momento había sido Villa Ceballos. La intención de las autoridades uruguayas era imponer un límite en la frontera del país que pusiera freno a la creciente influencia brasileña al norte del Río Negro. La actual localidad de Santana Do Livramento, en aquel momento, rival política de la naciente población, terminaría siendo con los años una ciudad hermana.

Tal cual señala el historiador riverense Eduardo Palermo, la villa se convirtió “rápidamente en una fuerte plaza comercial abasteciendo de numerosos productos importados a todo Río Grande del Sur, dada la facilidad de acceso de las mercancías vía el puerto de Salto”.

La plaza, definida por los lugareños como “una de las más hermosas del país” ha sido centro de la actividad cívica de la población. Se ubica frente a la Intendencia Municipal y a la Parroquia Inmaculada Concepción de María, entre las calles Gral. Artigas, Monseñor Vera, Agraciada y Sarandí. Ésta última, constituye la principal vía comercial y cultural de la ciudad. Por allí desfilan las comparsas en carnaval, y se ubican free shops y comercios de todo tipo. Según puede leerse en algunos sitios destinados a promocionar el turismo en la ciudad, también es un lugar ideal para dar un paseo tranquilo, además de conocer gente linda y divertida.

La primera denominación que llevó la plaza central fue la de “1 de octubre”, en homenaje a la fecha de creación del departamento, ocurrida en 1884. Algunos años después, pasó a llamarse “Río Branco”, hasta que finalmente se optó por Plaza Artigas. Uno de sus principales atractivos es el espacio denominado “rincón de la Patria”, en el cual se encuentra ubicada la estatua de Artigas, en bronce, con figuras alusivas al Éxodo del Pueblo Oriental y las instrucciones del Año XIII. Ésta obra fue diseñada por el escultor español Pablo Serrano. La figura del prócer también se encuentra acompañada por tres escudos, realizados en piedra arsénica, que corresponden al escudo Nacional, al escudo de Rivera y al escudo de la Provincia Oriental. Años antes de la inauguración de éstas obras, realizada en 1953, se había dispuesto la instalación de otra construcción conmemorativa en la plaza. En 1930, al celebrarse el centenario de la Jura de la Constitución, la comunidad italiana de Rivera donó un Obelisco para que fuera ubicado en ese espacio. El monumento es 7 años más antiguo que el que existe en Montevideo, por lo que se trata del primero del país emplazado con este objetivo. Actualmente este obelisco se encuentra en la intersección de las calles Batlle y Ordóñez y Lavalleja. Al parecer, el motivo por el cual fue removido de su lugar original, estuvo vinculado al rol que desempeñó Italia durante la Segunda Guerra Mundial.

Leer breve entrevista con el profesor de Historia riverense Eduardo Palermo, director e investigador del Centro de Documentación Histórica del Río de la Plata y Brasil “Dr. Walter Rela”.