San Pedro, Rivera y Colón

Breve entrevista con la profesora de Historia duraznense Susana Ramos, subdirectora del Liceo Nº 3 de la ciudad de Durazno.

¿Cómo fue el proceso fundacional de la actual ciudad de Durazno?

La fundación de la Villa de San Pedro del Durazno se dio durante la dominación portuguesa en la Provincia Oriental (llamada en ese entonces provincia Cisplatina).

Fue una decisión del gobierno portugués ejecutada por el Gral. Fructuoso Rivera, que comandaba en ese momento el Regimiento de Dragones de la Unión. Se debió, fundamentalmente, a dos motivos: uno social, otorgar un asentamiento a las personas y familias que estaban dispersas por la campaña, y otro estratégico-militar, establecer un cuartel donde se tuviera un contacto más estrecho con los distintos puntos de la Provincia y se pudiera acceder rápidamente al norte del Río Negro.

Los primeros pobladores de la villa fueron los soldados del Regimiento de Dragones de la Unión y las familias que los acompañaban. A pesar que se reconoce el 12 de octubre como su fecha de fundación, el proceso llevó varios meses. En noviembre de 1821 comenzó el trazado del poblado. Ante la llegada de las familias se repartieron solares, al igual que chacras (las que fueron las más solicitadas). El centro poblado tenía más las características de una zona rural que de una zona urbana. Es recién a comienzos de 1822 que comienza a tomar forma. En los campos vecinos, la población crecía rápidamente, dedicándose la población a las tareas agrícolas y al cuidado de sus haciendas.

¿Qué estaba ocurriendo en ese lugar hacia 1811, al inicio del proceso de emancipación oriental?

En 1811 la región entre los ríos Yí y Negro era un inmenso territorio escasamente poblado, no existía ningún centro urbano en la zona. Al comenzar la revolución en febrero de 1811 los vecinos se plegaron a ella. En los documentos de la época figuran los nombres de Félix y Fructuoso Rivera, Manuel Maldonado y Pedro Amigo, entre otros, quienes se transformaron en caudillos locales y fueron acompañados por la peonada.

Luego de la firma del Armisticio de Octubre que obligó al ejército oriental a abandonar el sitio de Montevideo y emprender la marcha hacia el norte, los pobladores de ésta zona se unieron a él siendo acompañados por sus familias. En el padrón del Éxodo podemos identificar muchos de los vecinos que se plegaron a la marcha buscando la protección del ejército y que, como tantos, prefirieron abandonarlo todo antes que quedar en manos enemigas.

¿Cuál es la historia de la Plaza Independencia, donde el próximo 22 de octubre tendrá lugar “la vigilia” de esa ciudad?

La plaza Independencia (llamada en sus orígenes Plaza Mayor) es la plaza principal de nuestra ciudad. A su alrededor comenzaron a distribuirse los solares y a construirse los principales edificios. En el solar Nº1 se edificó la Iglesia y el Camposanto, siendo el primer sacerdote Fray Manuel Úbeda.

Algunos de los acontecimientos más importantes ocurridos en ella son: la jura de la bandera de los 33 Orientales ocurrida el 30 de abril de 1825 y la jura de la Constitución por el ejército nacional el 20 de julio de 1830.

En el marco de los festejos por los 400 años de la llegada de Cristóbal Colón a América, los miembros de las colectividades italiana, española y oriental propusieron y eligieron a la Plaza Independencia para erigir allí un monumento que recordara tal acontecimiento. El 12 de octubre de 1892 se colocó la piedra fundamental del monumento. El 25 de agosto del año siguiente se procedió a su inauguración. Se trata del primero en el país y tiene, como particularidad, una esfera que lo corona, en la que se depositó una urna con documentos de la época, que sería abierta cien años después. En 1992, ante una enorme expectativa en una gran ceremonia se procedió a abrir dicha esfera, extraer la documentación existente en la urna y colocar nuevos documentos. Así como los vecinos de 1892 otorgaban el mandato de que cien años después se procediera a la apertura de la esfera, los vecinos de 1992 dejan igual legado para los duraznenses del 2092.

La Plaza es hoy una de las más bonitas de la ciudad, donde además de los monumento que allí existen se pueden apreciar hermosos jardines, siendo el centro de actos públicos y de exposiciones.

Deja un Comentario