Un pueblo originario de la Banda Oriental…

Leer breve entrevista con el historiador poronguero Andrés París, coautor del libro “El Intrincado surgimiento de los Porongos”.

¿Cómo fue el proceso fundacional de la actual ciudad de Trinidad?

Nuestro pueblo es uno de los más antiguos de la Banda Oriental. Surgió más o menos como un agrupamiento espontáneo a principios del siglo XIX. Por el 1800 había unos rancheríos que agrupaban a un montón de gauchos y gente que buscaba mejorar su suerte. Ese es un poco el origen de nuestro pueblo, que es diferente al de la mayoría de los pueblos en que el origen obedecía a una causa militar o religiosa de la corona española. Nuestro pueblo se podría decir que es originario de la Banda Oriental. Estuvo formado por gente de la Banda Oriental.

Fecha precisa de fundación no puede haber por tratarse de una agrupamiento espontáneo. El primer testimonio (del que disponemos) es una carta que envían más de 100 vecinos pidiendo un sacerdote para fundar un oratorio, y esa carta es de 1801. Es un documento fundamental para decir que ahí existía un pueblo. Ya se firma como “los porongueros” porque nuestro pueblo se llamaba Los Porongos y no se llamaba Trinidad. Trinidad de los Porongos se le puso cuando llegó la parte religiosa. El Fray español Manuel Úbeda fue quien le puso Trinidad de los Porongos. Pero en un primer momento se llamaba Los Porongos. Incluso el propio Artigas en sus textos y cartas nombra a esta zona, no como Trinidad, sino como los Porongos.

El nombre de Trinidad se consolida a principios del siglo XX. Incluso en mapas de 1860-1870 sigue con el nombre de Los Porongos todavía.

¿Qué estaba ocurriendo en ese lugar hacia 1811, al inicio del proceso de emancipación oriental?

1811 encontró a este pueblo litigando todavía para no ser disuelto. Porque esta era una zona fronteriza donde terminaba la jurisdicción de Montevideo y comenzaba la de Buenos Aires. Como toda zona fronteriza era de continuo tráfico. Permanentemente estaban en tránsito personas y había muchísimo contrabando. El sentimiento antiespañol en estos pobladores era muy fuerte porque eran aquellas personas que los oprimían económicamente. Para mi, una de las principales causas de la revolución no fueron tanto las ideas, sino la opresión económica que los españoles ejercían hacia los pobladores de la campaña de la Banda Oriental. Entonces, más que ideas (que sí existían, por supuesto y no hay que desconocer) era una opresión económica la que los llevó a levantarse en contra de la corona. En nuestro pueblo fijate la importancia que tuvieron: el ejército artiguista contaba con 3000 soldados más o menos. Y el pago de los Porongos contaba con un batallón que acompañaba a Artigas que era de 300 soldados. El 10 por ciento de las fuerzas artiguistas estaba compuesto por gente de acá de nuestro pueblo. Hoy por hoy la geografía es distinta, entonces no imaginamos a los pagos de Flores siendo una frontera; pero sí lo era en aquella época. Incluso parte de los prisioneros de la Batalla de Las Piedras -que es un honor para nosotros- fueron conducidos hacia los Porongos porque Artigas consideraba que estos pagos de acá eran muy fieles a la causa de la Independencia.

Podríamos nombrar a varios… pero están los hermanos Vargas, y Bartolomé Quinteros, que fueron algunos de los patriotas que incluso llegaron a tener batallones a cargo y eran de los Porongos.

¿Cuál es la historia de la plaza Walter Echeverría, dónde el próximo 22 de octubre tendrá lugar “la vigilia” de esa ciudad?

Esa plaza, era una plaza de Deportes que ahora con muy buen criterio se va a llamar Walter Echeverría que es el ex intendente, quien fue electo por tercera vez y no llegó a cumplir su último mandato porque falleció.

Es una plaza totalmente nueva, de vanguardia, y tradicionalmente no era un espacio de paseo público.

Nuestra plaza Constitución, en cambio, se ubica probablemente donde Fray Manuel Úbeda levantó su capilla y donde probablemente estaban afincados los primeros ranchos allá por el 1800. Por supuesto que todas esas plazas ya son de finales del siglo XIX y comienzos del XX. Pero es una plaza típicamente española donde estaba la iglesia, el cementerio y toda la movida social se daba entorno a ese lugar.

Deja un Comentario